Cochabamba repunta con altura en la producción de llamas

Entre macizos de la cordillera y encantadores paisajes rodeados de lagunas y áreas rocosas se gesta una actividad que pone el foco en Cochabamba: la producción de camélidos, en especial de llamas. 

Bolivia es el primer productor de llamas a nivel mundial, con cifras que bordean los 3 millones de cabezas. Cochabamba se posicionó, en los últimos años, entre las regiones referentes en este rubro y es dueña de la mejor fibra del país.

Se trata de una labor que pasó de ser una iniciativa familiar, que solo daba carne y abrigo a sus pobladores, a convertirse en una de las principales apuestas de negocio y sustento en las comunidades de la región andina del departamento.

Un clima predominante de altura y de puna envuelve estas localidades, donde la producción de llamas repuntó con gran fuerza, con resultados prometedores y proyecciones positivas para las próximas gestiones.

Esta actividad, que pasó de generación en generación, despierta en la actualidad el interés, tanto de autoridades como de comunarios, pero también de otros países del mundo por las propiedades nutritivas de su carne y las características de la fibra. 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) declaró al 2024 como el Año Internacional de los Camélidos.

Hay potencial 

La geografía y el clima de Cochabamba acompañan el crecimiento del rubro. Está constituida por regiones de altura y bofedales calientes, factores que hacen al departamento ideal para la crianza de camélidos.

En la actualidad, más de 7.500 familias se dedican a la producción de estos animales en la Llajta. Se estima que las cabezas de ganado superan las 100 mil. Alrededor del 90 por ciento se concentra en la región andina.

La provincia de Ayopaya ocupa el primer lugar con alrededor de 2 mil familias y suman más de 50 mil cabezas de ganado, de acuerdo a datos del Proyecto de Implementación de Sistemas de Producción, Transformación y Comercialización de Derivados realizado por la Gobernación, entre 2014 y 2018.

A nivel nacional, el departamento ocupa el cuarto puesto en la crianza de llamas, después de Oruro, Potosí y La Paz, respectivamente; sin embargo, no es parte de Pro-Camélidos, el Programa de Fortalecimiento Integral del Complejo Camélidos en el Altiplano, dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.

Según el responsable del proyecto, Leonardo Flores, el departamento no fue incluido debido a que en ese entonces, en 2017, cuando comenzó el plan no se contaba con datos estadísticos precisos. "La información que había era muy débil, no reportaban suficiente población de camélidos".

Dijo que, en los últimos años, el potencial de Cochabamba y la acogida por parte de los comunarios se hizo notario y de interés nacional. "Ahora se está analizando la elaboración de otro programa que tiene previsto incluirla para canalizar el apoyo necesario", dijo Flores.

A principios de este año, la Asociación Departamental de Productores de Camélidos (Adepca) presentó una petición escrita al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras para solicitar la colaboración e incorporación de Cochabamba en un programa nacional.

Sabino Mamani, vicepresidente de Adepca, expresó que el objetivo es tener apoyo para fortalecer la producción con el objetivo de tener mejores resultados en las siguientes gestiones. 

Se estima que a fines de este año esté finalizado el proyecto y se tengan respuestas favorables.

"La mejor"

Cochabamba se destacó en varias ferias nacionales de camélidos, obteniendo en distintas ocasiones el título de campeón en llamas tipo Tamphulli. Además, es poseedora de la mejor fibra del país.

La localidad de Calientes, en la provincia Ayopaya, es la región donde se produce. Es considerado como el de mayor calidad debido a que es más fino, en comparación con otros departamentos, donde es más grueso y con una alta concentración de pelo.

Desde el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras se prevé realizar, este año, un estudio sobre la cadena de fibra y cuero con el objetivo de tener datos oficiales sobre la calidad de la misma en los departamentos productores.

En la actualidad, una parte de este producto es enviado a la Planta de Transformación de Fibra de Camélidos de la empresa estatal Yacana. El restante, es usado para el consumo doméstico y solo un pequeño porcentaje es comercializado en los mercados locales.

El negocio y aprovechamiento de la carne de llama es otro rubro que repuntó en Cochabamba y en el que se está trabajando con mayor énfasis. Anualmente, se estima que el departamento genera alrededor de 54 mil kilos y es la segunda región con mayor producción y venta de charque.

En los últimos años también se centraron esfuerzos en la elaboración de embutidos y chorizos. Por otra parte, hay materias primas como el cuero que se emplean en la fabricación de pelotas, billeteras e indumentaria.

Al respecto, la responsable del Programa de Manejo Sanitario de Ganado Camélido Departamental, Johana Álvarez, dijo que la alimentación es determinante para la calidad de la fibra. "La altura, a 3.500 metros sobre el mar, de la región hace que haya menos pajonales y otro tipo de pastos".

Manos a la obra 

Problemas en el manejo y alimentación, por parte de los comunarios, es el principal inconveniente en el rubro. A ello se suman los desastres naturales como la sequía y los nevados.

Por otra parte, la falta de mataderos exclusivos para camélidos dificulta la certificación correspondiente de la carne por parte del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

Actualmente, en Cochabamba no hay infraestructuras de este tipo. A nivel nacional, hay 37, pero solo uno funciona y cuenta con los permisos respectivos. Este último está en la localidad de Turco, en Oruro. Es de primer nivel y fue construido específicamente para llamas. 

A principios de este año, personal de Pro-Camélidos hizo un diagnóstico de los mataderos con el propósito de viabilizar su funcionamiento.

Desde la Gobernación de Cochabamba se implementan distintos proyectos con el fin de mejorar la productividad de ganado camélido. Algunas actividades son capacitaciones y asistencia técnica en aspectos productivos y sanitarios.

Actualmente, está en marcha el programa "Manejo Sanitario de Ganado Camélido en Cochabamba". Entre sus objetivos principales, para este año, se considera la implementación de campañas de desparasitación, la promoción y difusión de las cualidades nutritivas, además de la comercialización de los productos y derivados.

A nivel nacional

En Bolivia, la cifra de cabezas de ganado camélido supera los 3 millones. La venta de carne es el rubro más solvente. Actualmente, el país tiene una capacidad productiva de alrededor de 154 toneladas de carne, por año, de los cuales más del 50 por ciento es destinado al subsidio.

Uno de los objetivos que se impulsa desde el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras es su exportación a países como China, Rusia y Suecia, entre otros. Para ese fin, se fortalecerá la infraestructura y la cadena productiva de carne, además de la articulación y coordinación entre autoridades, instituciones y comunarios.

Por el momento, se conoce que la carne de llama se exporta de manera extraoficial a regiones como el norte argentino, dijo Leonardo Flores, responsable de Pro-Camélidos.

Otro de los propósitos, para este año, es el apoyo en cuanto al acceso de los comunarios a servicios financieros y la creación de una banca comunal para viabilizar créditos. Asimismo, se reforzará el tema de mejoramiento genético.

Para ello, se prevé traer camélidos de países como Perú, en coordinación con las universidades.

Cochabamba se afianza en la producción de llamas y tiene como objetivo mejorar los resultados en esta gestión. Los comunarios, de las regiones dedicadas a la crianza de estos animales, redoblan los esfuerzos, pero no cuentan con el suficiente apoyo por parte de las autoridades correspondientes. La Gobernación implementa varios proyectos en el área, sin embargo no hay un programa nacional que incluya al departamento. Ésto con el fin de una mayor colaboración a la actividad, considerada como una de las principales apuestas de negocio y sustento en la Llajta.

Fuente: Los Tiempos

Visto 357 veces

Oficina OFEP

Edif. Casa Grande del Pueblo - Piso 15

La Paz - Bolivia

Telf. Central: +591 (2) 212 9517
Fax: +591 (2) 212 1376 (int 99)

Oficina Técnica para el Fortalecimiento de la Empresa Pública ® 2018 | Desarrollo: alvoluksic