Demanda interna e industrialización del litio, apuestas de la economía boliviana

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, dijo que la baja inflación y la estabilidad del país están ligadas a la demanda interna, el control cambiario y las subvenciones a las importaciones. La autoridad prevé que junto a la industrialización del litio, Bolivia sea un ejemplo para el resto del mundo.

En un encuentro con la prensa extranjera acreditada en Bolivia, el ministro explicó y justificó las razones por las que el país en el último año ha reportado un crecimiento sostenido con la mayoría de sus indicadores en positivo.

Baja inflación

Bolivia alcanzó en 2021 un crecimiento económico del 6,1 % y hasta el momento la inflación se ubica en el 1,6 %, una de las más bajas de la región, debido en gran parte al control monetario y a las subvenciones del Estado a las importaciones y a rubros como la electricidad, el gas, los combustibles y algunos alimentos.

El ministro dijo que “no se podría explicar la baja inflación sino hay mayor producción, porque si no hay producción qué vamos a subvencionar” y agregó que esto se ha logrado gracias a la “sustitución de importaciones con industrialización”.

Asimismo, mencionó que Bolivia tiene “un esquema donde hacemos los esfuerzos para mantener la relatividad cambiaria”.

Montenegro consideró que tanto las tasas de interés en el mundo como el incremento de los precios de los alimentos por la guerra en Ucrania “en algún momento tendrán que bajar, son fenómenos transitorios” y “en esa lógica hay que soportar y hacemos todos los esfuerzos” para que el pueblo boliviano no sea sienta tanto ese impacto.

El ministro confirmó que tenían previsto por subvenciones a los combustibles y los alimentos este año unos 700 millones de dólares pero ya están calculando unos 1.200 o 1.300 millones de dólares.

Hasta la fecha el PIB potencial de la economía de Bolivia “está cerca al 4 %” y la “mitad de los sectores han crecido por encima del 5 %”, entre los que destacó el transporte, electricidad y gas, agua, la construcción, la agricultura y la minería.

Urea y litio

Sobre la reactivación de la producción de urea y la industrialización del litio el ministro dijo que son sectores con los que el Gobierno está comprometido y sus ventas son importantes para dinamizar aún más la economía del país.

Según Montenegro, la producción de urea a la fecha es de “244 toneladas métricas”.

Mientras que la producción de cloruro de potasio ha mejorado en términos del litio y “tenemos un escenario de poner en funcionamiento nuestra planta de carbonato de litio a principios de 2023”.

Recordó que “el precio de la tonelada del litio ha pasado de 5.000 dólares a 75.000 mil dólares”.

Además, dijo que las ventas por cloruro de potasio y carbonato de litio están creciendo en más de 400 %”.

Otros datos

Sobre la “bolivianización en el sistema financiero”, el ministro de Economía indicó que se continúa “en un grado alto, 99 % de los créditos son en bolivianos” y los ahorros en moneda local están “en un 85 %”.

También dijo que “la recaudación tributaria también es un récord” y que con respecto a agosto de 2021, “estamos pasando de 4.700 millones de dólares a 5.900 millones de dólares, un incremento del 24 % y esto es importante porque la economía está en una tendencia de recuperación y reconstrucción”.

Mientras que “la tasa de desempleo también ha bajado de 11,6 % en julio de 2020 a cerca del 4,6 % en la actualidad, una de las tasas más bajas respecto al resto de la región”, destacó.

“Secreto” de la estabilidad

Montenegro resumió en tres factores la reconstrucción y la recuperación de la economía de Bolivia como parte de la política de hacer “énfasis” en la demanda interna que es “el elemento motor”.

El primero es que los “excedentes de los recursos no renovables volcarlos a la producción de sectores que generen ingresos y empleo”, el segundo la “redistribución del ingreso que está ligado con el mercado interno” y tres a “mejorar la producción de nuestros productos y servicios del mercado interno”, detalló.

El ministro de Economía espera que Bolivia “sea un buen ejemplo de lo que hay que hacer en economía, lo que hay que hacer por una sociedad”, el modelo del país “no privilegia la competencia sino la solidaridad”, concluyó.

Fuente: páginasiete

Visto 65 veces

Oficina OFEP

Edif. Casa Grande del Pueblo - Piso 15

La Paz - Bolivia

Telf. Central: +591 (2) 212 9517
Fax: +591 (2) 212 1376 (int 99)